Menu
Inicio » Noticias » PROTESTA DE LOS TALLERES DE REPARACIÓN DE VEHÍCULOS ANTE LOS PROBLEMAS EN LA RECOGIDA DE LOS NEUMÁTICOS FUERA DE USO

PROTESTA DE LOS TALLERES DE REPARACIÓN DE VEHÍCULOS ANTE LOS PROBLEMAS EN LA RECOGIDA DE LOS NEUMÁTICOS FUERA DE USO

Noticias
2020

            

Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico

Secretaría de Estado de Medio Ambiente

                D.Hugo Morán Fernández

                 Pza. San Juan de la Cruz s/n

                 28071 Madrid

ASUNTO: Los talleres de reparación y mantenimiento de vehículos ante los problemas suscitados por, a nuestro juicio, un  sistema de recogida de neumáticos fuera de uso que se aparta de lo establecido en su norma reguladora

Madrid, 5 de octubre de 2020

Estimado Sr.Morán:

Nos dirigimos a usted como representantes de CETRAA y CONEPA, patronales del sector del mantenimiento y la reparación de vehículos automóviles y motocicletas. Nuestras entidades agrupan a 48 asociaciones de talleres, con presencia en todas las Comunidades Autónomas, y cuentan como miembros directos con 35.000 empresas, lo que representa aproximadamente al 80 por ciento de todos los talleres que operan en España.

Este mensaje tiene como objetivos compartir nuestra preocupación por el asunto de referencia y solicitar del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico colaboración urgente para la solución de dicho problema en sus tres vertientes: la empresarial, que afecta a los talleres en su día a día y repercute negativamente en la organización de su actividad y en la gestión de la prevención de riesgos para las personas e instalaciones, y la ambiental, dado que la situación planteada ocasiona así mismo riesgos importantes para el medio ambiente.

La gestión los neumáticos fuera de uso se encuentra regulada por el Real Decreto 1619/2005, y en lo que respeta a la retirada de los mismos de los talleres, hay que destacar el artículo 8 del mismo que es el que regula los sistemas integrales de gestión (SIG).

A día de hoy en España se han constituido dos SIGNUS y TNU.

Estos sistemas de gestión (SIG) son los que establecen sus propias condiciones para la recogida y retirada de los neumática fuera de uso de los talleres (cantidades mínimas, plazos…)

Estos SIGdeben ser autorizados por las comunidades autónomas en cuyo territorio van a desarrollar su actividad. Las autorizaciones tendrán carácter temporal y se conceden por un periodo de cinco años y pueden ser renovadas de forma sucesiva por idéntico periodo de tiempo

Aunque la problemática de la recogida de estos neumáticos fuera de uso se debería trasladar a la Comunidad Autónoma correspondiente en base a las referidas autorizaciones, lo cual ya se está realizando, entendemos que es importante que Ustedes también la conozcan en su calidad de garantes de la normativa básica que han establecido, como es el citado Real Decreto.

Sólo se pueden retirar de los talleres tanto neumáticos como los que en ese mismo período se hayan fabricado o importado por las empresas que constituyen el SIG.

En la actual situación de crisis sanitaria en los que la fabricación se ha reducido notablemente los cupos de recogida se han rebajado en la misma proporción lo cual está generando importantes problemas en el sector como los que a continuación se van a exponer.

Hay que señalar que los cupos al establecerse en función de lo fabricado o importado no guardan relación con los NFU que los talleres necesitan retirar puesto que los mismos se han podido generar como consecuencia de la colocación de neumáticos nuevos que se estaban en stock tanto en los recambistas que los suministran como en los propios establecimientos reparadores.

Normalmente los problemas de cupos se daban a final de año pero actualmente mes a mes se están originando los mismos.

A día de hoy, en nuestro sector, en relación a los NFU, los talleres tienen problemas en cuanto a:

  1. Darse de alta en los SIGcomo punto de generación de NFU para su retirada

Los talleres de nueva apertura que quieren gestionar correctamente los NFU se encuentran con dificultades para darse de alta en un sistema integrado de gestión. En muchos casos, el tiempo de espera medio asciende ados meses. En ocasiones, ni siquiera responden a la petición de alta. La razón esgrimidase basa en que, según sus previsiones, en determinados períodos temporales han superado las cantidades que les corresponde recoger conforme a lo puesto en el mercado por sus fabricantes adheridos.

  1. El cumplimiento de los plazos de recogida.

Los plazos (diez días como norma general) establecidos por los propios SIG para proceder a la retirada de los NFU desde que se solicita la misma por el problema de superarse los cupos establecidos para cada gestor no sólo no se está cumpliendo sino que se están duplicando o triplicando.

Los talleres, por este retraso en la recogida,están actualmente almacenando importantes cantidades de NFU en sus instalaciones, lo cual genera un problema de espacio para los mismos, Hay que señalar que el grueso del sector está compuesto por pymes y micropymes que desarrollan su actividad en naves de reducidas dimensiones. Algunos de ellosse han visto obligadasa alquilar naves para almacenar los NFU.

Además esta acumulación de NFU conlleva un importante peligro parala seguridad y salud de los trabajadores pues un volumen importante de los mismos incrementa considerablemente el riesgo de incendio y la carga de fuego de la actividad.

En algunos casos, esta situación afecta también a la actividad económica del taller y su competitividad, pues hay empresas que, por falta de espacio, se ven obligadas a dejar de ofrecer a sus clientes el servicio de cambio de neumáticos.

  1. El mínimo de NFU para poder solicitar una recogida

En general están fijados en 100 neumáticos aunque en muchos casos se puede ver incrementado por los retrasos en la recogida, ubicación…

Dichas cantidades suponen para muchos pequeños talleres mantener los NFU en sus instalaciones durante meses.  En este caso, los problemas que surgen son los mismos que los expuestos anteriormente: problemas de espacio (que son solventados con esfuerzos económicos por parte del taller: alquiler de naves o entregas pagadas por cuenta propia a un recogedor) y aumento de riesgo de incendio en sus instalaciones.

  1. Recogidas parciales y selección de NFU.

En ocasiones, se realizan recogidas parciales: los operadores autorizados por los SIG se llevan solo parte de los NFU, realizando previamente una selección y retirando aquellos que se encuentran en mejor estado para una posible reutilización. Muchos transportistas se niegan a recogerlos con grietas o deformaciones.

Como ya se ha dicho desde el levantamiento del estado de alarma, la situación se ha agravado y podemos afirmar que es una tónica generalizada en toda España.

 

NUESTRA PETICIÓN:

En el contexto resumido en anteriores líneas, y ante el incumplimiento del art. 8 del RD 1619/2005, de 30 de diciembre por parte de los SIG respecto de una correcta gestión de la recogida de los NFU,pedimos al Ministerio en el marco de las competencias que le atribuye el art. 12.3 de la Ley 22/2011,  que tenga en cuenta la grave situación y actúe regulandoactúe regulando de una manera más efectiva los procedimientos de recogida y tratamiento de NFU para conseguir, de verdad, el objetivo para el cual se legisló en su día en esta materia.

Asimismo, tras estos últimos ejercicios en que los SIG han presentado serias disfunciones que perjudican al taller, se solicita se nos remita los mecanismos de seguimiento, control de funcionamiento y verificación del grado de cumplimiento de los porcentajes que los SIG remitieron, a efectos de su autorización, a las comunidades autónomas (art. 8.2.f), así como los últimos informes resumen de los gestores (art. 10.1.c) remitidos a las administraciones autonómicas y las últimas memorias a la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente (art. 10.1.f), a fin de que desde el punto de vista de nuestro sector, como generador de NFU, se realice un análisis de su efectividad real que entendemos puede ayudar a localizar la problemática y acordar una solución.

Quedamos a su disposición para cualquier información adicional y nos ofrecemos a mantener contactos más estrechos con el área ministerial competente y aportar nuestra experiencia.

Con nuestro agradecimiento por su atención, quedamos a la espera de respuesta y le enviamos un cordial saludo.